La Crítica Gerxam: 47 Ronin

by

Nuestro amigo Gerxam ha regresado con una crítica mas: 47 Ronin o La Leyenda Del Samurai como se ha traducido en español. Veamos que opina:

 

 

Si algo puede salir mal; saldrá mal…

1607105_10152192751795833_949043905_n

Ya lo decía ese maldito Murphy del que tanto nos hemos acordado cada vez que hemos fallado, cada vez que hemos tenido cualquier tipo de contratiempo desafortunado.
Y es que esta vez la película que comento ha pasado por la peor de las suertes durante su camino, y eso, inevitablemente se ve reflejado en el producto final. Y es que entre otras cosas la película sufrió varios retrasos que la colocaron al final 13 meses después de lo previsto, mal número… Amen de una producción ligeramente “larga” para este tipo de cosas que cuentan desde antes de anunciarse con fechas de estreno, no en vano, la película ha costado la cifra de 175 millones, así que estamos hablando de una superproducción en toda regla. Ni el nombre de Keanu Reeves consigue que la película levante el vuelo.

47 Ronin cuenta la historia (real) de un grupo de Samurais que deciden tomarse la justicia por su mano y vengar la muerte de su señor después de ser desterrados (y por lo tanto, convertidos en “ronins”), obligados a abandonar todo lo que tienen y empezar una vida en otro lugar. Ahí es donde entra Kai, Keanu Reeves, un mestizo al que tampoco le fue bien en su clan antes de que pase todo esto ya que todos piensan que está maldito y que en él habita el demonio… Y que para colmo es descubierto al suplantar la identidad de uno de los Samurais en un enfrentamiento que tiene lugar durante la estancia en los dominios de Asano del Shogun y de un señor feudal llamado Kira. Éste último aparenta esconder más de lo que se puede ver en principio, y ciertamente así es, ya que Kira cuenta con una hechicera que será la causante del envenenamiento del señor Asano, el ataque de éste a Kira, con la consiguiente afrenta que supone eso para el anfitrión y que desembocará, como decía en el motivo del suicidio y posterior destierro y degradación del clan… 
Kai resulta ser una pequeña parte del problema, ya que lo que realmente ocurre aquí es una historia de traición entre casas. Todo ello adornado con brujería y criaturas varias. La mano derecha de Asano y ahora ex líder del clan, Oshi, será el encargado de reunir de nuevo a los 47 Ronin antes de que tenga lugar la boda de Kira con la princesa Mika (hija de Asano), una boda, por cierto, obligada por la parte masculina y que tendrá lugar justo después del año de luto decretado por la muerte del Señor anfitrión….
Entonces ¿Qué es lo que falla en esta historia de venganza, celos, amores, hechiceras y Samurais en busca del honor?
Pues no es ni mucho menos la occidentalización de todo, ya que la puesta en escena es bastante mas que digna y propia de la época, el problema aquí es lo inconexo que resulta todo, el tremendamente mal montaje que existe hace que todo el resto caiga sin remedio y que la película en realidad se convierta en una serie de Set pieces que aunque algunas muy buenas (como por ejemplo la genialmente resuelta escena de los guerreros tengu) en conjunto convierten a la película en algo bastante anodino, llegando a parecer todo más largo de lo que realmente es. Con la lógica pérdida de interés por parte del espectador, que una vez más lo único que quiere es que llegue la escena del dragón, que también resulta ser menos interesante de lo que le corresponde, y que todo esto termine… y es que lo que en el trailer pintaba de lujo, junto no es más que un quiero y no puedo… Lo que me sirve para comentar si es realmente necesario que en la promoción se nos destripen TODAS las sorpresas, y es que no hay ni una sola aparición de criaturas que no veamos ya en el trailer. Por otra parte, ¿Era necesario poner por todos lados al tatuadísimo Rick Genest durante la promoción para que solo aparezca 20 segundos en pantalla?
Una lástima.

Keanu no está mal aqui, el papel le viene como anillo al dedo, y los efectos especiales no son malos, y como decía, en el diseño de producción se notan cada uno de los dólares que ha costado el film. 
Quizás el problema de todo sea la la inexperiencia en largometrajes del director, ya que esta resulta ser su opera prima, que me vuelve a llevar a preguntarme de quién es la idea de poner a un director así al frente de una producción de casi doscientos millones.

Al César lo que es del César, y zapatero a tus zapatos. Este tipo de películas solamente quedan bien cuando las hacen los propios protagonistas, así que por favor, Keanu Reeves y Tom Cruise, alejaos de Japón como fuente de inspiración y empezad a fijaros más en películas como las de la trilogía Wu Xia de Zhang Yimou, que si, que no son japonesas, son chinas, pero las tres son mucho más redondas e interesantes que la que nos ocupa y que aquella “El Último Samurai”.

 

Twitter: @GerxamTTopic

——————————————————————————————————————————————————————–

This article was submitted by one of ComicBookTherapy’s contributors. Every contributor must agree and abide by ComicBookTherapy’s Site User Agreement. ComicBookTherapy.com is protected from liability under “OCILLA” (Online Copyright Infringement Liablity Limitation Act) and will actively enforce said provisions. If you represent an individual or company and feel as though this article has infringed on any of our terms or any existing copyrights, please contact us for a speedy removal.